À la bonne franquette con Michelle

Historias de la gastronomía francesa. Recetas de cocina francesa.

Charlotte aux fraises, charlota de fresas

7 comentarios

El término entremés en Francia es sinónimo de plato dulce.“Sweets for my sweetest, sugar for my honey. I’ll never ever let you go” (Dulces para mi dulce, azúcar para mi cariñin. Nunca te dejaré marchar).

Con este postre os garantizo que tendréis a vuestro amor bien atrapado…¡Por el estómago!¡Jajaja! La fiesta de San Valentín no es tan comercial como nos lo quieren hacer creer nuestros a veces perezosos maridos. Aquí os lo demuestro.

Feliz día de San Valentín, querida Charlotte…

¡Feliz día! Enamorados, novios, casados, de todas las edades, pelos y plumas…Encomendaos todos al Santo Patrón…y llevad un bonito ramo de flores a vuestra pareja, preparadle una sorpresa, o una cena romántica…Pero haced algo, lo que sea…porque no es una fiesta comercial como dicen los hombres –rácanos- y aunque nosotras digamos que no nos importa y que no queremos que os gastéis dinero… ¡ES MENTIRA! ¡¡Aaaaahhhh!!

¡Hasta el último momento del día estaremos esperando que nos entreguéis tan sólo una rosa!

charlotte4

Os acordaréis que, en el post de la Chandeleur y las crêpes ya presagiaba que San Valentín no andaba lejos, no sólo por lo obvio –mismo mes- este santo está relacionado muy de cerca con los motivos de celebración de las Lupercales.

San Valentín, su nombre significa salud vigor…rrrrrggrghhhhh… ¿vigor?. Fue decapitado el 14 de febrero del año 268, tras un largo periplo de torturas, si no, no sería ni mártir ni santo, ¿no?

La virtud de este clérigo y su reputación eran tan grandes en la ciudad de Roma, que acabó en conocimiento del emperador Claudio II. No, no, este no es “Yo Claudio”, del escritor Robert Graves que era Claudio IV, por si interesa.

Le hizo arrestar y fue llevado al tribunal para ser juzgado. El emperador le preguntó: “¿Por qué, Valentín, no quieres gozar de nuestra amistad y por qué quieres ser amigo de nuestros enemigos?”. Valentín le contesto con generosidad y bondad en su voz:” Señor, si supierais del don de Dios, seríais feliz y vuestro Imperio también; repulsaríais el culto que rendís a espíritus inmundos, al igual que a sus ídolos que adoráis. Sabríais que no hay más que un Dios, que ha creado el cielo y la tierra, cuyo hijo único es Jesucristo.”

valentine-foto de amarilis-mexico

Otro juez le preguntó qué pensaba de los Dioses romanos. La pregunta no le gustó nada, como cabía esperar y gritó “¡blasfemia!”. Mientras tanto se veía que el Emperador quedaba fascinado por sus palabras. Hablaba ya de convertirse al cristianismo, como medio para obtener grandes Victorias para su pueblo.

¡Con la iglesia hemos topado! ¡Hasta aquí hemos llegado!, me imagino que sonarían así las palabras del Prefecto de la ciudad: Calpurnius. El Emperador dejó en manos de este último el destino del santo -los romanos siempre se lavan las manos cuando hay que decidir sobre un cristiano, qué raro- y se lo llevó al juez Asterius, que mandó traerlo a su casa para imponer un castigo a Valentín. Resumiendo, el juez le hizo una pregunta:” ¿Cómo puedes afirmar que Jesucristo es la única luz? ¿Puedes probarlo? He aquí mi nieta adoptiva que es ciega desde hace dos años. ¿Puedes sanarla? En ese momento Valentín impuso su mano sobre los ojos de la chiquilla, pronunciando estas palabras: “Señor Jesucristo, tú que eres la verdadera luz, ilumina a tu servidora” y ocurrió el milagro.

Asterius y su esposa se tiraron a sus pies, suplicaron que bautizara a toda su familia, unos cuarenta y seis, ni más ni menos.

Cuando esto llegó a los oídos del Emperador, éste se asustó sobremanera y mandó matar a todos aquellos que se bautizaron. A San Valentín le reservó bastante peor castigo para, finalmente, ser decapitado el 14 de febrero del 268 en la vía Flaviana.

Habiendo acometido aquel milagro y con el significado de su nombre (salud y vigor) no es de extrañar que se convirtiera en el santo patrón de las novias, los jóvenes a punto de casarse, de aquellos que temían a la peste y los epilépticos.

Fue canonizado por honor a su sacrificio por el amor. La festividad de San Valentín fue instaurada para contrarrestar a las Lupercales… ¡Ahí!…y… Como  esa era la época de apareamiento de las aves en Europa. Tomando ejemplo, los hombres encontraron muy propicia esa fecha para las declaraciones amorosas.

¡Et voilà! Ha sido largo de explicar pero, ¿A que ahora seréis más benévolos y condescendientes con vuestras parejas y os dejaréis envolver por la dicha de esta festividad?

Charlotte aux fraises 

Yo, para agasajaros, he preparado un entremés muy representativo de esta fecha por su color, rosa, por su fruta, fresa y es que todito él es tan amoroso…

La Charlotte aux fraisesEs una crema bávara o bavaroise, que se convirtió en Charlotte en 1800 en el momento que el gran Escoffier la envolvió en bizcochos en honor a la reina del mismo nombre, esposa del rey Jorge III de Inglaterra. El cocinero estaba a su servicio en aquel momento.

La bavaroise siempre es una crema con base de frutas y nata montada y collée o unida con gelatina. Al principio era un postre que se servía caliente con pan untado en mantequilla.

charlotte2

La versión más conocida y muy apreciada también, es la Charlotte parisiense (se cubre el molde enteramente con roulade, bizcocho enrollado y relleno de gelatina de grosellas) inventada por otro grande de la pastelería: Antoine Carême,  hablaré de él a propósito de la masa de hojaldre.

Resumiendo. Se dice bavaroise cuando el aparejo utilizado es vertido “en bruto” en el molde y se convierte en charlotte cuando el molde es forrado con bizcochos de soletilla, pan, bizcotela o plancha de bizcocho.

Ma touche

Para el “decore” -expresión acuñada por mi hija- de corazones simplemente hice un caramelo y antes de que empezara a oscurecer le eché unas gotas de colorante liquido rojo. Sobre una hoja de papel sulfurizado y con ayuda de una cuchara, dibujé unos corazones. Et voilá!

charlotte1

Os dejo esta versión muy dulce de La Vie en Rose, interpretada por Louis Armstrong.

Charlotte aux fraises

Ingredientes

  • 1/5 k de coulis de fresas ( o sea, puré)
  • 1dl de agua
  • 350 r de azúcar
  • 20 g de gelatina
  • 5 dl de nata para montar
  • Bizcochos de soletilla

PROCEDIMIENTO

Poner en remojo las hojas de gelatina en agua fría, si es gelatina en polvo echar directamente en el líquido caliente.

pap 2

Hacer un almíbar con el agua y el azúcar, hasta que esté translúcido. Incorporar la gelatina escurrida y mezclar. Reservar para se ponga “a temperatura”.

pap1

Triturar las fresas y colar para filtrar las semillas. Si son frutas congeladas o mermelada no hay problema.

pap 5 a

Montar la nata.pap 6

Incorporar el almíbar ya atemperado en el puré de frutas. Mezclar homogéneamente con las varillas.

pap 5

Ahora se incorpora la nata montada con una espátula con delicadeza.

Mucho cuidado, por favor, si añadís la nata montada a un aparejo de fruta-almíbar un poco caliente, la nata bajará por completo y tendréis un postre gomoso, nada apetecible.

Encamisar un molde alto con los bizcochos de soletilla. será más fácil de desmoldar si cubrimos el molde con papel sulfurizado.

pap 7 pap 9

Verter el aparejo todavía maleable en el molde y guardar en la nevera unas cuantas horas, más de tres es lo recomendable.

Cuando la crema haya pasado al menos una horita en la nevera, se cubre con un jarabe gelatinizado y perfumado: un almíbar con un poco de gelatina y puré de frutas

Así sellaremos la parte superior de la bavaroise y evitaremos que la humedad de la fruta que coloquemos para coronar la decoración, nos arruine la crema.

Devolver enseguida a la nevera hasta su cuajado completo.

Et voilá!
Bon apetit!

Anuncios

7 pensamientos en “Charlotte aux fraises, charlota de fresas

  1. Me encantan tus recetas y los post que las acompañan, aunque tengo que reconocer algo que no me gusta y es el no poder hincarle el diente a la foto. Un buen trabajo. Besos

    Me gusta

  2. Pingback: Canard à l’orange | À la bonne franquette con Michelle

  3. Pingback: Crème Vichyssoise Glacée, english/spanish | À la bonne franquette con Michelle

  4. Pingback: Omelette norvégienne, baked Alaska. English/spanish. | À la bonne franquette con Michelle

  5. Pingback: Financier nature, bouchées d’amour glace royale. | À la bonne franquette con Michelle

Gracias por tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s