À la bonne franquette con Michelle

Historias de la gastronomía francesa. Recetas de cocina francesa.

Champagne Blanc de blancs de la Maison Ayala, millésime 2012

16 comentarios

Acudí a la presentación del Nuevo Blanc de Blancs de Ayala, que tuvo lugar en el hotel Santo Mauro de Madrid, el marco perfecto para un champagne de altura. El formato elegido fue el brunch, un almuerzo es ideal para apreciar en su amplitud la versatilidad de un champagne en una cita epicúrea, con producto exquisito elaborado mayúsculamente, que actuará con este vino de dioses en total osmosis.

No se puede hablar de champagnes de alta gama sin nombrar a Ayala, una de las más antiguas casas de champagne, ubicada en la zona más codiciada por la riqueza de su terruño, hablo la Côte des Blancs y de Aÿ, catalogada como Grand Cru. La Côte des Blancs, se llama así porque es una zona donde solo se cultiva uva blanca.

Dicho esto, Ayala elabora uno de los mejores champagnes del mundo, las exigencias de su zona obligan al más alto nivel de elaboración. El blanc de blancs de Ayala es muy exclusivo, no se elabora todos los años y solo con las mejores añadas o millésimes y 2012 fue excepcional.

Maison Ayala, fue fundada en 1860 por Edmond Ayala. Nacido en el seno de una familia de espíritu viajero siempre buscando la excelencia en todas sus acciones. Vamos, ya que te pones, ¡hazlo bien!

Este espíritu de superación impulsó a Edmond Ayala a aprender todo sobre el vino. Su trabajo fue rápidamente apreciado en su justo valor, es decir, por su excelencia. Fue su hermano pequeño, Fernand, quien se instala en Londres en 1863 y hace descubrir a los ingleses este oro líquido. Llegó muy “a punto” ¡muy o‘clock! para encandilar a la aristocracia inglesa con un millésime muy particular el de 1863, con una dosificación muy baja para la época. Y esto me lleva a otro dato con una anécdota curiosa.

El champagne se había elaborado y consumido hasta ese momento muy suave, quizás desde Sec (17 a 32 gr de azúcar), hasta Doux (+ de 50gr de azúcar). Pero en el momento de escribir este artículo, no lo puedo asegurar tajantemente, quizás Extra-Sec (de 12 a 17 gr de azúcar). El champagne era más dulce porque se solía tomar a los postres, para “ayudar a la digestión”.

Durante esta amena matinée de presentación, un colega, nos contó como anécdota, que el champagne se empezó a elaborar Brut y Extra-Brut, a petición del Emperador Napoleón I. Yo me quedé asombrada, como amante de la historia de la gastronomía francesa, nunca había leído a ese respecto. Este dato estimuló mi curiosidad de ratoncita de biblioteca. Así pues, súbito presto, escribo a mi contacto en el Comité interprofessionnel, quien me confirmó que los primeros Bruts se elaboraron hacia el 1870, o sea 49 años después de la muerte del Emperador, en 1821. Además, añadió que se elaboraron debido a la fuerte demanda anglosajona. A quienes el champagne hasta el momento les parecía demasiado dulce. Lo cual me devuelve a Fernand Ayala ¿Será gracias a él que los ingleses adoran el champagne?  Introduciendo nuevos cánones gustativos de apreciación. Y ya se sabe que la demanda estimula la oferta… Un par cosas nos quedan de Monsieur Bonaparte, su pasión por esta bebida, estampada en una frase célebre y la manera de abrir la botellas con un sable y à la volée, style Napoléon.

“Champagne! En la victoria te lo mereces, en la derrota lo necesitas”.

El consumo de champagne alcanza su primera Edad Dorada en los años 20, el periodo que los franceses llamamos “entre deux guerres”, entre dos guerras. Época sinónimo de derroche y opulencia. Tras la cruenta Primera guerra Mundial, los franceses cambiaron su mentalidad en muchos aspectos, “la vida son dos días y hay que disfrutarla a tope”. Nunca en la historia de Francia se había vivido una guerra tan larga y tan cruel. Los hombres estaban acostumbrados a partir unos 4 a 8 meses a la guerra y volver a casa -quien volviera, claro-. El champagne vivió su segunda y más fuerte Edad de Oro durante “Les Trente Glorieuses” o los treinta gloriosos. Periodo de mucha prosperidad, desde 1945 hasta 1975, tras la segunda guerra mundial occidente vive un periodo de cambios económicos y culturales de gran magnitud, hasta la primera gran crisis del petróleo. El champagne, a partir de ese momento se consume desde el aperitivo y durante toda la comida. Creo personalmente, que aquí nace un nuevo perfil de armonías a la par que la Nouvelle Cuisine, cuyo futuro se esboza ya en los primeros años 50, con esa cocina de producto, sin enmascaramientos, heredada de las madres lyonesas, sencilla pero sublime; mucho más delicada y sutil, y por consiguiente más acorde con el champagne en la mesa. Finalmente en la actualidad se consume más champagne que en ninguna de las anteriores épocas doradas.

 

 

Yo soy fan declarada del blanc de blancs o blanco de uvas blancas que es la chardonnay, pinot blanc, petit meslier y arbanne. Siendo las otras variedades permitidas en la Denominación Champagne pinot noir, meunier (pinot), pinot gris, que serían blanc de noirs.

Este champagne blanc de blancs de la Maison Ayala es 100% chardonnay, 100% Côte des Blancs Grands Crus, 6gr/l y 12% vol. Alcohólico, así se considera Extra-Brut; de las uvas de un gran año o millésime,  con 6 años de crianza sobre lías; todo confluye para resaltar las letras de nobleza de la uva chardonnay y el terruño que habita. Este es un champagne para tomar todo el día, si pudiera…

A la vista  luce un amarillo pálido, brillante y luminoso; con una burbuja muy elegante, fina,  que sube en rosario, decidida y persistente, por la copa para formar “coronas” en la superficie… disfruto muchísimo de este baile de burbujas.

En nariz se acerca delicadamente pero denota de una gran expresividad y frescura debido a notas aromáticas de cítricos, frutas blancas como la pera, ciruela mirabelle y flor de plumeria (del árbol frangipane) que desprende un perfume exótico entre almendras y vainilla.

En boca ya eres consciente de lo excepcional de este vino, fresco muy aéreo, vibrante, que ten envuelve la boca con la voluptuosidad del terciopelo, con una textura discretamente mantecosa, con un toque picante, que más bien estimula las papilas y se abre sobre unas notas de cítricos como la cidra y flores blanca de azahar y jazmín; con un final largo en boca testimonio de la mineralidad calcárea típica de la Côte des Blancs.

Como te comentaba más arriba este champagne acompaña a una mesa epicúrea de principio a fin, resulta ideal como acompañamiento de un rodaballo al beurre blanc de algas (salsa blanca de mantequilla, quizás con una punta de plancton marino), incluso unas vieiras salteadas con limón confitado, serán el compañero de viaje ideal para una experiencia sibarita completa y satisfactoria.

También te recomiendo probar de la gama de Ayala. Ayala Brut Majeur, un ensamblaje de chardonnay, pinot noir y meunier de estilo fresco y elegante a imagen de la Maison; Ayala Rosé Majeur, es un vino rosado, elegante hecho con  chardonnay y un poquito de vino tinto de las montañas de Reims;  Ayala Millésimé, de 2002, la majestuosidad de la pinot noir perfectamente madura, que exprime equilibrio y potencia.

Todos los champagnes de la Maison Ayala se elaboran de manera artesanal con el mayor respeto en todos los procesos de tratamiento  de estas uvas procedentes de los mejores terruños.

Con “Champagne life” rompo un poco con la tradición de una canción francesa, pero esta de Ne-Yo, me parece que viene muy ad hoc . Además de hablar de champagne, es refrescante a la vez que sensual, es muy champmagne… Enjoy!

Anuncios

16 pensamientos en “Champagne Blanc de blancs de la Maison Ayala, millésime 2012

  1. Un delicioso Champagne que probamos en el brunch del Santo Mauro. Delicioso

    Le gusta a 1 persona

  2. No lo conocía pero siempre está bien conocer más champagnes sobre todo para las fechas que se acercan

    Le gusta a 1 persona

  3. Me encanta el champagne y cogí ese amor cuando estudié en la Escuela toda la historia del método champanoise y demás.
    Bonitas fotos esas copa en mano!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola,
    Una gran velada y un grandísimo cava!!

    Le gusta a 1 persona

  5. No es que me guste mucho pero creo que es por mi ignorancia absoluta

    Le gusta a 1 persona

  6. Me encanta tu artículo, las fotos, la historia y el vídeo que has subido.
    Brava!
    Un beso
    Amanda

    Le gusta a 1 persona

  7. Un producto que no conocía. Lo apunto en mi lista de pendientes. El brunch del Santo Mauro tiene muy buena pinta.

    Le gusta a 1 persona

  8. No lo conocíamos. Lo apuntamos

    Le gusta a 1 persona

Gracias por tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.