À la bonne franquette con Michelle

Historias de la gastronomía francesa. Recetas de cocina francesa.

Perriburguer de Angus con chutney de mango casero

22 comentarios

Esta es otra receta de esas que se improvisan con lo que uno tiene en la despensa, una receta de retales. Todo empezó porque quería hacer un video sobre como hago el chutney de mango. En este caso el chutney me sale cada vez algo distinto, pues varía sobre todo en las especias que tenga disponibles en ese momento. Se trata de un receta de aprovechamiento y hecha con retales, porque la hago solo cuando se me despista más tiempo del previsto un mango en la nevera y yo, no tiro comida!!!

Así pues el video está verdaderamente dedicado al chutney y lo de la perriburguesa ha surgido de la improvisación o más bien dicho de la falta de previsión, ya que compré dos hamburguesas, pero como estaba convencida de que tenía pan de hamburguesa, no compré más… ¡Menos mal que tenía pan de perrito! Mi mente se puso en marcha de inmediato.

Esta es la historia de una hamburguesa que quiso ser perrito caliente.

Lo de la hamburguesa rellena de queso, no es nuevo ni en mi casa ni en la de los restaurantes. Te encontrarás en este blog la receta de un pincho que hice pero con carne de cerdo picada y “con sorpresa”.

¿Qué es el Chutney? Orígenes del Chutney o chatni

Es ¿una salsa? Un acompañamiento a base de frutas, verduras y especias originario de India y Pakistán. Ambos países andan a menudo a tortas, unos dicen que ese trozo de tierra les pertenece y los otros dicen que “¡naranjas de la China!”. En la versión inglesa el Chutney es una suerte de mermelada o confitura especiada dulce-salada-agri-picante, en la versión originaria de la India no tiene porque cocinarse, a veces se consume cruda y otras se cocina, en todo caso puede tener una textura distinta a la de la mermelada. Claro está que el resultado se puede consumir frío o caliente. El chutney o debería decir Chatni, que es la alocución india (hindi), se sirve en cuencos o ramequines de metal entre otros chatni y se toma tanto como entrante o apertivo, como para acompañar carnes y pescados. 

Era un método de conservación como te puedes imaginar, la cuestión era evitar que todas las hortalizas recolectadas en la temporada se pudrieran y de ese modo tenerlas a disposición todo el año. El método trataba de apilar las frutas por capas en un tarro con aceite, agua, sal y un montón de especias. Se dejaba al sol ( sol de justicia) hasta que fermentara, una vez terminada la fermentación, entonces se cerraba el tarro y se conservaba en un lugar fresco y oscuro. Las variedades de chutneys son tan amplias como el vasto territorio indio donde cada región tiene sus propias verduras y frutas, las recetas varían mucho. La fruta más famosa es el mango ¡lo hacen con el mango verde y sin pelar! Se elaboran con todo tipo de frutas y verduras.: tamarindo, coco, mango, lima, cilantro…

En Francia también tenemos costumbre del chutney pues la Isla de la Réunion y la Isla Maurice cuenta con una importante comunidad india, siguen siendo territorio francés de ultramar. Los criollos de la Réunion, tienen una preparación de verduras carne o pescado que llaman rougaille (no tienen mucho que ver con la versión francesa del hexágono) que se declina del tamúl Uru-kay,  esto mismo en la Isla Maurice se llama chatini, del hindi chatni.

Los ingleses se trajeron la receta desde su colonia querida, pero claro el clima gris y húmedo  no era propicio para fermentar nada al sol… ¿Qué sol? De ahí que adaptaran la receta añadiendo vinagre. Sus versiones “homemade” se hacían con las frutas y las verduras de su “home sweet home” y para sustituir las especias utilizaban rábano picante o horseradich (raifort en francés) y mostaza, por ejemplo, también añadían uvas pasas. Queda evidente que el paladar anglosajón no admite o admitía la cocina muy picante o “very, very hot”. Digo admitía en pasado, porque si existe un ejemplo claro de conversión o metamorfosis culinaria, esa es la salsa Picadilly inglesa que comenzó a ser popular en el siglo XVIII, ahora más fuerte y menos dulce. Picadilly derivaría del hindi paco-lilla… ¡Me parto! ¡Parece que un andaluz haya inventado la famosa salsa de encurtidos!

¿Con qué se toma el Chutney?

Esta salsa es muy versátil en su composición y puede acompañar multitud de alimentos. El chutney en si no tienes porqué calentarlo cada vez que lo necesites. Los Chutney a base de frutas, acompañan a las mil maravillas, cualquier preparación de verduras carnes o pescado calientes. Sinembargo con platos fríos con un pollo, cerdo, roastbeef, un pato o un pâté… ¡Esto ya es orgásmico!

Ma touche

Como te comentaba, los indios utilizan el mango verde y sin pelar… Yo hago mi chutney con fruta madura ¡Antes de tirar fruta a la basura la cocino! Las especias también varían mucho en mi casa, según disponibilidad. Tampoco tenía nigella sativa (ajenuz en español), que se parece mucho de aspecto al ajonjolí negro, pero no lo es -esta semilla en cuestión tiene como tres lados como una pipa con tres cascaras- y le confiere un sabor muy característico al chutney de mango indio. Así pues,  al listado de especias que te voy a dar en esta receta, le puedes añadir, semilla de cilantro y nigella, también cambio el vinagre blanco por vinagre de manzana, mucho más saludable y en vez de “aceite neutro” (me irrita esa expresión), utilizo AOVE. La última variante reside en el hecho de haber añadido un par de melocotones en almíbar, para completar la receta de retales de hoy. Puede que esta receta no sea muy de libro pero es lo más parecido.

La video-receta está al final de este artículo.

Nota bene: las cantidades de especias son orientativas, utilízalas a tu gusto y si no sabes muy bien cual será el resultado, confía en tu ojo cuando veas el video te harás una idea de lo que ocupan las cantidades.

Como siempre te ofrezco una canción ad-hoc al tema, en este caso, se me ocurre que Bollywood es la más adecuada y este tema lo he elegido por mis instintos primarios. Perdónenme si soy políticamente incorrecta… Señoras, disfruten de las vistas!

¿Cómo hacer chutney de mango?

La receta de la perriburguesa es un plus ¡El Perriburger definitivo!

Receta de perriburguesa  de Angus rellena de queso con chutney  de mango

Ingredientes para el Chutney

1 mango maduro pelado y troceado

2 melocotones en almíbar (opcional si tienes 2 mangos)

400gr de panela o azúcar blanquilla o de caña

400gr de vinagre de manzana o de alcohol o de vino blanco.

1 trozo de 8-9 cm de jengibre fresco rallado

2gr de ajonjolí o sésamo

2-3 gr de cardamomo (8-10 vainas peladas)

2 chiles habaneros frescos

2 dientes de ajo picados

3 gr de canela en polvo

1 de clavo en polvo

2 gr de cúrcuma molida

20 granos (que no gramos) de enebro 

2 gr de cominos molidos

4 guindillas secas

sal

1 chorro de AOVE

Ingredientes para la Perriburguesa de angus rellena de queso Emmental

2 hamburguesas de vaca raza Angus

2 bastones de Emmental cortados en láminas. Corta el queso ajustándolo al tamaño de la hamburguesa.

2 panes para perritos calientes.

4 lonchas de bacon

Procedimiento para el chutney

Primero debes triturar todas las especias que no lo estén ya. Pica el ajo muy pequeño.

Pon las especias a tostarse en la sartén sin aceite.  El tiempo justo para que suelten todo su aroma, o sea unos segundos, no queremos que se quemen.

Entonces añade el chorro de AOVE  y el ajo picado, rehoga brevemente.

Añade las frutas y el azúcar además  del vinagre.

Cuando rompa a hervir baja el fuego a la mitad o casi a fuego lento y deja cocinarse 1 hora, o menos…

Reserva en un bol.

Procedimiento para las Perriburguesas

Corta dos bastones de queso y envuélvelos con la carne como si hicieras un kebab.

Pasa las perriburguesas a la sartén y dóralas por todos lados.

Fríe el bacon. Tuesta los panes.

Montaje de la Perriburguesa definitiva

Coloca la carne en los panes con un poco de chutney de mango y 2 lonchas de bacon. no añadas nada más, ni ketch-up ni mostaza ni mayohonesa, nada. Y ahora intenta no descolocarte la mandíbula intentando abarcar todo un bocado.

Un acuerdo di-vino!

Por supuesto con un champagne o un cava, va de vicio, con una cerveza bien fría también, si no con una garnacha joven, ya verás…

22 pensamientos en “Perriburguer de Angus con chutney de mango casero

  1. Que buena historia y que gran aceite de oliva virgen extra, me encanta

    Le gusta a 1 persona

  2. Michelle, la receta es increíble pero a mí me has ganado totalmente con la canción 😉
    Yo suelo hacer en casa chutney de calabaza, con mango no he probado nunca, pero me animaré! Ya te contaré qué tal me sale!
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  3. Seguramente que, conociéndote un poco, has creado un nuevo producto!! La perriburger guau 😉
    El chutney me parece espectacular, pregunta: se tienen que hacer con todas esas especias o podemos omitir alguna? Me puedes decir las que son indispensables?
    La historia que complementa, como siempre, una aventura!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias! Claro que puedes prescindir. Las incondicionales son ( para mi entender mi personal) la canela, el jengibre, la pimienta, sal y algo picante como la guindilla o el chile (tabasco?). El cardamomo da un aroma maravilloso también, los cominos ayudan a la digestión

      Me gusta

  4. Un plato de vicio. Nos encanta todo de el y su nombre es muy original

    Le gusta a 1 persona

  5. Madre mía Michelle!! Vaya receta te has marcado!! Yo desde luego intentaré hacer ese chutney. Tiene una pinta espectacular!!
    Me guardo tu receta!!
    Un abrazo,
    Karime

    Le gusta a 1 persona

  6. Mira, me da igual perrito o hamburguesa, al terminar de devorarla no quedaría rastro de lo que fue, seguro que buenísima.

    Me gusta

  7. ohhhh mon dieu¡¡¡¡ este perriburguer me alucina, me gusta todo, las hamburguesas, el brioche del pan de perrito y del chutney que te voy a decir, mezcla perfecta. ¡¡¡OLEEEE!

    Le gusta a 1 persona

  8. Ese chutney de mango tiene que estar para comerlo a cucharadas, me ha encantado y una idea genial lo de preparar unos perriburguer, me encanta el nombre.

    Le gusta a 1 persona

  9. Me parto con el nombre de perriburger, es total. La verdad es que tiene una pinta muy rica. Apetece de vez de cuando comer cosas de este tipo

    Le gusta a 1 persona

  10. Buenos días, me ha encantado la receta, sobre todo porque viene mucha información del origen, algo que me parece muy interesante. Muchas gracias, un abrazo. Celeste

    Le gusta a 1 persona

  11. Es muy interesnate la historia, la ejecuciòn de la receta y cómo aprovechando unas sobras se puede hacer una gran preparación.
    Y el complemento del Aove es el toque definitivo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Tengo que probar el Chutney que pinta muy bien.

    Le gusta a 1 persona

  13. Pingback: Le Foie Gras, todo lo que debes saber. | À la bonne franquette con Michelle

  14. Pingback: Tutorial para un asado de carne perfecto | À la bonne franquette con Michelle

Gracias por tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .