À la bonne franquette con Michelle

Historias de la gastronomía francesa. Recetas de cocina francesa.

Carne estofada con su salsa demi-glace y pastel de polenta.

17 comentarios

Chers tous!

Esta receta es un patchwork entre cocina de retales y alta cocina. Verás, empezó siendo un apaño de comida mientras hacia el video del “Me Importa 3 Pimientos” y terminó siendo una clase magistral (casi, perdona mi osadía), sobre la reina de las salsas para carne, su majestad la sauce demi-glace.

¿Qué es la salsa demi glacée o demi-glace?

Esta salsa se obtiene de la reducción a los 2/3 (yo casi diría que un pelín más) de una de las salsas madre llamada salsa española. Aunque también se puede derivar de otros fondo oscuros, sin tomate. Esta se elabora con verduras, carne roja y sus huesos previamente tostados al horno -necesitamos un fondo oscuro en este caso-, además entre esas verduras figura opcionalmente el tomate.

Las salsas base, son “fondos” y pueden ser de carne de ternera o buey, de pescado, de pollo, de caza, de leche. Se convierten en salsas madres con la ligazón o liaisonque se suele hacer con harina, o sea con un roux. Actualmente, salvo para la bechamel, se puede prescindir de la harina. La reducción hará un trabajo más elegante.

Salsas Madre

Las salsa madre resultantes son: salsa española; salsa de tomate tomate; bechamel; velouté de pescado, ave o ternera; fondo oscuro de ave. Todas estas salsas en origen necesitan un roux, un suplemento sería nata, yemas de huevo.

La salsa demi-glace es el derivado -la escala siguiente- de la salsa madre, es la única que no precisa de harina para su elaboración, ni ligazones con yema o nata. Su elaboración se obtiene sobre la base de una salsa de tomate o una salsa española, o un fondo oscuro de ternera o caza reducido.

Glace significa espejo y de ahí le viene el nombre a la salsa, porque brilla tanto que refleja como un espejo. Le glaçage es también ese término que usamos para las preparaciones laqueadas como en algunos postres, como la glasa real.

El paso siguiente a la demi-glace es la glace. Sucede cuando llevas la reducción del caldo hasta obtener una textura pastosa… Existe una marca que la comercializa es Bovril ¿Te suena, verdad?

¿Cómo se hace una salsa demi-glace? Técnicas de cocina.

Aunque en un principio no es el sujeto del video, te voy a dar la receta de la reina de las salsas por elegante, delicada y ¡extraordinaria que es toda ella! Y no, no lleva harina como las demás, los métodos han evolucionado al menos desde que algunos grandes cocineros dejaron de usar harina a tocho y mocho, estos se dieron cuenta que una salsa sin harina es mas fina y elegante además de no restar aroma al resto de ingredientes. Esta receta es para que hagas toneladas. Porque puedes hacerla con el resultado de tus guisos y te da la cantidad justa para esa receta. Aunque lo bueno es tener siempre esta salsa ya semi-reducida como es ella, para sublimar cualquier plato que te venga a la imaginación.

Esta salsa sin reducir es un fondo oscuro de libro. Yo siempre procuro tener caldo casero a mano, este puede surgir hasta de un cocido ligero y desgrasado… Hubo un tiempo que se podía conseguir en el comercio un caldo claro de carne de la marca Aneto, era casi transparente como el hecho en casa, pero no sé que le han hecho. Algo han cambiado que ya no me gusta, tiene un  aspecto opaco y ha perdido finura y elegancia, pero sobre todo perdió ese sabor a carne roja que le caracterizaba. Decidí escribirles pero nunca contestaron, no me hicieron en menor caso. Debe ser que mi opinión no es la de un experto.

Ma touche

existen algunas variaciones entre los ingredientes para elaborar esta salsa, como se suele decir “cada maestrillo tiene su librillo”. en mi caso la salsa demi-glacée no tiene porqué saber igual pues surge de distintos guisos que haga. A veces la salsa lleva vino tinto, otras vino blanco, otras veces, lleva tomate o no… A veces lleva trufa melanosporum o setas… también varían las carnes con las que se haya hecho el guiso, como ternera, cedo o incluso cordero ¿con pollo? ya nos desviamos demasiado pero puede ser con algún tipo de ave de caza, por supuesto.

En mi receta añado zanahorias y cebolla dulce porque al reducir puede resultar ligeramente amargo, muy ligeramente, pero así nos aseguramos un caldo delicioso y sin estridencias.

Los huesos y sobre todo los de caña son importantes porque le aportan gelatinosidad, lo que después se traduce en mayor brillo y untuosidad.

Para no perder las costumbres, una cancioncita con mucho sentido del humor. À table!

Receta de salsa demi-glace

A partir de estas cantidades puedes aumentarlas con la debida proporción de agua, para hacer mas cantidad de salsa.

Ingredientes

1 cebolla dulce

2 zanahorias

1 rama de apio

Varios huesos de rodilla y tuétano.

Opcionalmente: 4 tomates maduros (o una cucharadita de concentrado de tomate) + un poco de azúcar, para quitar esa acidez, ya sabes…

1 nuez de mantequilla

AOVE, pimienta (la sal solo en el último paso)

2 litros de agua

Hierbas finas y laurel al gusto.

Procedimiento

Esta receta empieza siendo un fondo oscuro. Será con el ultimo golpe de mano que se convertirá en una reducción o sauce glacée.

Primero, enciende el horno a 200ºC

Introduce los huesos, estos se tienen que tostar.

Mientras, en una cazuela pocha las verduras con una pizca pequeña de sal para que suden. Si optas por ellos, introduce los tomates ( o el concentrado) en último lugar, cuando las demás  verduras estén pochadas. Termina rehogando a fuego vivo, unos 3-4 minutos sin dejar de remover, no queremos que se quemen y se peguen al fondo.

Cuando los huesos estás tostados, los añades a las verduras pochadas y desglasas la bandeja de horno con un poco de agua para recuperar los jugos de los huesos. Todo eso va a la cazuela.

Ahora añade 2 litros de agua y deja hervir tapado durante 3-4 horas a fuego muy lento. Los primeros momentos, debes “desespumar” los residuos de la carne que aparecen en la superficie, como para cualquier guiso.

Terminada la cocción. Decanta las verduras.  Retira los huesos de caña y hazte una tostadita con sal gorda, disfruta.

Reserva en la nevera y cuando enfríe retira la grasa residual.

¡Ya tienes un fondo de carne maravilloso, puedes conservarlo esterilizándolo en un tarro de cristal.

Glaseado de la salsa

Pon en tu cazuela el caldo oscuro y déjalo hervir a fuego vivo hasta que reduzca a los 2/3 de su volumen – yo diría un pelín más-. En este punto prueba y añade sal si fuese necesario. Ten en cuenta que al reducir tanto quizás ya esté bien salado.

Liga la salsa: apartada la cazuela del fuego añade la nuez de mantequilla y derrítela ayundándote de un movimiento circular como verás en el video, no hagas aspavientos en la salsa o crearás burbujas nada apetecibles.

Tu salsa demi-glace ya está lista para catapultar tus platos ¡nivel Dios!

Para los pastelitos de polenta.

Procede como indicado en la caja y añade un puñado del queso rallado de tu elección. Vuelca la polenta en una bandeja de horno y gratínala el tiempo necesario, entre 15 y 20mn Dependerá de tu horno.

Entonces ya puedes porcionar la polenta y servirla a tu comensales como acompañamiento inusual y original para tu carne.

Et voilà! Bon appétit!

PD: Este texto es original me ha costado horas asimilar lecturas para no plagiar a nadie, si tu intención es hacer un copia y pega, pasa al siguiente blog…

17 pensamientos en “Carne estofada con su salsa demi-glace y pastel de polenta.

  1. Buenísima, como siempre con tus recetas me entran ganas de darle un bocado a la pantalla

    Le gusta a 1 persona

  2. Que buenas recetas, eres una gran cocinera.
    Ese plato debe estar exquisito.

    Le gusta a 1 persona

  3. Un básico de la cocina, siempre tendríamos que tenerlo congelado ya que tiene mil aplicaciones.
    Un abrazo
    Concha

    Le gusta a 1 persona

  4. Ese glaseado para las carnes le va que ni pintado, en cuanto a la polenta no la he utilizado mucho, así que habra que ponerle remedio y preparar este pastel que se ve apetecible.

    Le gusta a 1 persona

  5. Muy buena información, ya que no sabía como se hacía. Para las carnes va genial!

    Le gusta a 1 persona

  6. Me viene genial esta salsa, porque hay veces que no sé que salsa hacer para algunas carnes sin que sea pesada. Esta tiene una pinta deliciosa. Ya te diré que tal me ha salido

    Le gusta a 1 persona

  7. Tengo que preparar el pastel de polenta que eso tenemos que probarlo.

    Le gusta a 1 persona

  8. es una de las salsas básicas de la cocina, que sirve para que luego no pares de mojar pan :)Un abrazo. Celeste

    Le gusta a 1 persona

  9. Un guiso así de trabajado es siempre una excelente receta. Y esa salsa, ¡que maravilla!

    Le gusta a 1 persona

  10. Pingback: Tutorial para un asado de carne perfecto | À la bonne franquette con Michelle

Gracias por tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .